domingo, 12 de octubre de 2014

El modelo economico de las ideas chorras

Desde hace unos meses llevo pensando como podría ser el futuro de la humanidad en las próximas décadas. Analizando lo que piensan algunos economistas y escritores como Jeremy Rifkin o Santiago Niño Becerra, he de plantear una vía que aunque podría ser descabellada, pudiera funcionar para mitigar los efectos del futuro modelo económico que esta haciendo actualmente.

Aunque es una parte de como pienso que pudiera ser una sociedad del futuro, es decir, a partir de 2020 en adelante, lo denominaré "El modelo económico de las ideas chorras". En este modelo económico tendríamos a mega-corporaciones que controlan la mayoría de las producciones actuales (hablando como si estuviésemos en 2020 en adelante), pero alejado de ese mega-control de estas corporaciones y del escenario macro-económico, deberíamos de centrarnos en qué hacer con las personas de a pie. Bien, una solución pasaría por los siguientes pasos:
  1. La implantación de una renta básica universal
  2. Una tasa o mecanismo que obligue a hacer que el dinero se invierta para que llegue a capas bajas de la sociedad.
  3. Eliminar los requisitos monetarios para la formación de una sociedad mercantil o hacer una especial que no lo necesite y hacer que los impuestos vayan acordes con la generación de beneficios (que sea un porcentaje)

Ahora pensemos en una sociedad del futuro con una gran cantidad de personas sin ocupación (desempleo estructural), para mitigarlo lo primero que hicimos fue poner una renta básica  esto hace que las personas puedan seguir consumiendo y nuestro modelo económico actual sobreviva unos años más, pero el daño colateral de la implantación de dicha renta podría sernos incluso de mayor utilidad.

Junto con esas medidas se debería de incentivar la creación de startups en fase semilla pero sin capital externo, es decir, incentivar que la población cree proyectos  y como tienen sus necesidades económicas cubiertas, no tendrían problemas en lanzarlos al mercado cuando verdaderamente estén terminados y listos para producir valor añadido a la sociedad, este seria el principio vital de la sociedad de las ideas chorras. 
El primer paso es tener una idea, hacer un proyecto al cual ir uniendo a gente que actualmente no tenga trabajo o que haya decidido dejarlo para dedicarse a dicho proyecto. Cuando el producto es mas que un prototipo y se ha demostrado su viabilidad sin haber pedido inversión externa, es cuando se puede dar el paso a la creación de una empresa.

El BCE sabe que de las capas mas bajas de la sociedad el dinero permea siempre hacia arriba, o por lo menos se queda en los bancos. Si mañana quisieran podrían invertir en proyectos chorras que generasen al menos tres puestos de trabajo durante dos años y eso costaría un millón de euros por cada cuatro mil proyectos (inversión de 250k € por proyecto). Ese dinero automáticamente pasaría a incentivar la economía.

Pensemos en todas las ideas chorras de software que podemos crear, se compren o no, eso podría ser puro maquillaje en una sociedad en la que el dinero es un bien inventado y basado en la confianza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario